Síguenos en Facebook

Ya culminó la huelga por 48 horas que paralizó en más de un 90% a nuestro pueblo. Una huelga que yo apoyo por las reivindicaciones que se vienen exigiendo desde hace tiempo. Una huelga por las necesidades justas de este pueblo. Una huelga que demostró que ya el pueblo está cansado de promesas incumplidas.

El pueblo de San francisco de Macorís demostró que es un pueblo luchador y valiente. El pueblo se reguardó casi en su totalidad dándole paso a las manifestaciones y a las protestas pero, durante todo el proceso huelgario, ¿dónde estaban las Autoridades y Legisladores de este pueblo?

Durante estos procesos de protestas que siempre llegan a ser violentos, nunca vemos nuestros representantes Legisladores ni en TV. Mientras los jóvenes luchadores arriesgan sus vidas en violentos enfrentamientos ante la Policía, nuestros Diputados y alta Autoridades están bajo aire acondicionado ignorando la lucha del pueblo que lo llevó a ese cargo político.

Hace mucho tiempo que no veo al Diputado Juan Compres ni a Manny González. Hace unos meses vi a Juan José Rosario en un acto en la UASD y al Senador Amílcar Romero en otro acto la semana pasada. A Olmedo Caba lo vi en una foto de un medio manifestado que apoyaba la huelga, este último aunque sea dijo algo sobre el movimiento. La Gobernadora de la Provincia Duarte, Miledys Núñez, ignoró por meses los reclamos de su pueblo y unos días antes de la huelga hiso “magia” y de la nada aparecieron unas máquinas pesadas haciendo bulto en diferentes partes de la ciudad.

En resumen, a la Gobernadora ni a los Diputado ni al Senador les importa que hagan huelga, marchas, o que el pueblo se queme por las cuatros esquinas. A estos no les afecta de ningún sentido lo que pueda suceder en el pueblo ya que viven mejor que más del 95% de la población y eso no les conmueve. Varios de ellos ni viven en San Francisco, los que si viven están tan retirados de la realidad del pueblo que no pueden ni sentir el clamor ni las necesidades de este.

Lo triste del caso es, que hubo una muerte previo al movimiento y varios heridos durante este, al igual que el inmedible daño causado al medio ambiente por los neumáticos incendiados y la basura en las calles.

Todo esto sucedió y hasta ahora nada resuelto. 

Ya se aproximan las nuevas elecciones y ahí si veremos a todos detrás del voto de “su pueblo”.

 

Compartir
Mientras el pueblo lucha por sus necesidades las autoridades disfrutan tranquilamente de la riqueza que este le ha dado