Síguenos en Facebook

Es  de los trucos de  favorito de las rostros más conocidos. Son tantas sus ventajas, que hasta la reina Doña Letizia las lleva prácticamente  el año y es raro el acto  al que acude sin ellas.

Es uno de los trucos de belleza favorito de las rostros más conocidos y sentimos decepcionarte si pensabas que las larguísimas pestañas que lucen Blanca Suárez, Patricia Conde o Penélope Cruz eran suyas. La realidad es muy distinta y no hay apenas celebrities que no las usen. Y es que son tantas sus ventajas, que hasta la reina Doña Letizia las lleva prácticamente todo el año y es raro el acto oficial al que acude sin ellas.

Almudena Bereciartúa, de Pestañas Premium, asegura que "llevar extensiones de pestañas ahorra mucho tiempo ya que te olvidas de la  y por tanto, también de desmaquillarte a diario los ojos. Además, te ves más guapa recién levantada". Las extensiones de pestañas agrandan la mirada y las personas que las llevan se ven mejor sin necesidad de maquillarse ya que logran un efecto parecido al de la máscara pero más natural y efectivo. En verano resultan muy cómodas ya que tampoco tienes que preocuparte de que se te corra el rímel en la piscina o el mar: puedes darte un chapuzón sin que afecte a su duración y mantenimiento.

Son cada vez más los centros de belleza que ofrecen entre sus servicios la puesta de extensiones de pestañas. Sin embargo, antes de ponértelas debes tener en cuenta algunos aspectos para no llevarte sustos innecesarios. La técnica, aparentemente sencilla, consiste en pegar una a una las pestañas de seda sintética, seda de visón o de zorro, en la natural ligeramente alejada de su raíz natural con un pegamento hipoalergénico inocuo para el ojo (siempre y cuando no penetre en él) y la piel de los párpados. Se colocan con los ojos cerrados y con un parche que separa las pestañas superiores de las inferiores y que, además, evita que el pegamento se introduzca en el ojo. Con una parte tan sensible de nuestra cara, es lógico que sólo personal con formación sea el que realice esta técnica.

El doctor Manuel Marcos, director médico de Clínica Baviera Valladolid, afirma que las extensiones de pestañas no suelen presentar complicaciones si se colocan en un centro en el que el personal esté cualificado y el único efecto secundario que pudieras notar es que el ciclo de tu pestaña natural se acelera. No dudes en preguntar qué preparación reciben las personas que van ponerte las extensiones: si el pegamento entra en el ojo ocasionaría una irritación severa. Además, algunos pegamentos llevan formaldehído, compuesto que puede provocar reacciones como descamación, edema o enrojecimiento del párpado, tal y como nos transmite la doctora Lola Conejo-Mir, dermatóloga de la Academia Española de Dermatología y Venereología si entrara en contacto con la piel aunque desde los centros consultados no ocurre nunca. Si tienes la piel muy sensible, pide que te hagan una prueba para asegurarte que el pegamento no te va a dar reacción.

Bárbara Torres, distribuidora en España de Nouveau Lashes recomienda preguntar en el centro elegido por el material de las extensiones, asesorarse por el efecto que se quiere conseguir y el número de pestañas a colocar en cada caso. Este dato es importante porque los precios varían y no es lo mismo querer una mirada natural simplemente embellecida que un efecto más impactante e intenso, en el que el número de pestañas colocadas es mucho mayor y por tanto, su precio aumenta considerablemente. También puedes elegir entre el grosor y la longitud, que normalmente varía. Si quieres que tus pestañas estén perfectas más tiempo, necesitarás ir a un retoque a las dos o tres semanas, para lo que el precio también varía en función del efecto que hayas elegido.

 

 

Fuente: Harpersbazaar

Extensiones de pestañas: Todo lo que debes saber antes de ponerlas