Síguenos en Facebook

La teoría del ‘mientras más grande mejor' ha invadido no tan solo la vida de las ‘celebritys', sino la de muchas mujeres que han querido ser foco de atención quizás motivadas por la teoría de que los hombres así lo prefieren o por la obsesión de estar ‘más buenas'.

Especialistas en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva de la Clínica Plastimedic, explica que es bueno llegar a desear tener un trasero ‘perfecto', más contornado, con mejor formato, siempre y cuando guarde armonía y sean respetados los parámetros de belleza, donde el cuerpo de la paciente guarde relación entre estatura, volumen y proporciones.

En los últimos dos años, según estadísticas de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética [ISAPS], la demanda de implantes de glúteos aumentó en un 54.7% en Brasil [1,49 millones de cirugías cosméticas], país que ocupa el primer lugar con mayor número de cirugías plásticas y estéticas desde el 2013, año en que superó a Estados Unidos. 

El factor psicológico 

La doctora reconoce que existen personas no satisfechas con su aspecto físico y llegan a su consulta en busca de una solución: "Es importante saber realizar un buen diagnóstico, tanto físico como psicológico, para poder entender sus motivaciones, siendo de suma importancia que el paciente esté consciente de lo que podrá obtener con la técnica quirúrgica que se le ofrece, dejando bien claro lo que se podrá lograr sin crear falsas expectativas". 

Abunda que "hay pacientes que piden algo que no está en manos del cirujano, sino de un psicólogo o un psiquiatra que les enseñe a aceptar la verdad que no quieren asumir. Otras se sienten insatisfechas con su imagen o tienen defectos pero están en armonía con su estado de ánimo, en dichos casos siempre es desa-consejable la intervención quirúrgica".

Averigua qué te inyectan 

Independientemente de los factores económicos, si ya has decidido aumentar tu trasero, ten en cuenta que no todas las sustancias son lo que crees. Son muchas las mujeres que han muerto por ser inyectadas con aceites de vehículo, silicona industrial, mezcla de sellador para gomas, pegamento, cemento y aceite mineral. "La mayoría de estos casos, donde se hace uso de sustancias x, como por ejemplo polimetilmetacrilato (también conocido como biopolímeros o bioplastia, un material derivado del acrílico), con las cuales te ofrecen resultados tentadores, inmediatos y a bajo costo -sin cortes ni cirugías- presentarán complicaciones que pueden aparecer en horas, días, y hasta años luego de su aplicación. He visto pacientes que han presentado complicaciones entre los 5 y 10 años luego de habérsele aplicado", detalla la doctora. 

La doctora deja bien claro que no existe modo de garantizar o pronosticar quién tendrá complicaciones y cuándo. Enfatiza que eventualmente ocurrirá porque el organismo es incapaz de absorber este tipo de sustancias, que entra en forma de gel y luego se endurece ocasionando, en la mayoría de los casos, granulomas, infecciones generalizadas, amputaciones y hasta la muerte. En muchas ocasiones el producto puede migrar a otras áreas del cuerpo causando grandes deformaciones y dolor constante. "No hay cómo retirar estos productos en su totalidad, dichos pacientes son tratados para controlar las crisis con corticoesteroides, antiinflamatorios y antibióticos. Ningún médico respetable y con criterio haría rellenos con estas sustancias, dice". 

Según la especialista, ese tipo de sustancias no han sido diseñadas para ser colocadas dentro del cuerpo humano debido a que son tóxicas y sus daños son irreversibles: "Infelizmente la falta de información, desesperación o por facilidades económicas de conseguir resultados en lugares y con profesionales no acreditados, llevan a tomar decisiones que pueden ser fatales".

Primeras señales

Dentro de los más frecuentes están signos de inflamación, cambio de color, cambio de temperatura del área aplicada y heridas supurantes [salida de algún líquido o pus]. Cabe destacar que las consecuencias de efectos no deseados surgen dependiendo del material utilizado y lugar donde sea aplicado, éstas pueden migrar por el torrente sanguíneo y linfático, lo que podría causar graves lesiones a distancias, reacciones inflamatorias, oclusión de vasos sanguíneos, lesiones necróticas y edema. 

Puntualmente la experta dice que hasta pueden llegar a causar daños a órganos nobles como el corazón, cerebro y riñones. ¿Amputar? Sí, en casos de lesiones como granulomas o necrosis. 

Lo que recomienda

"Ser cauteloso, informarse, investigar a la hora de escoger su cirujano plástico, buscar profesionales calificados, miembros de la SODOCIPRE y con buena formación que realicen sus trabajos en clínicas certificadas por el Ministerio de Salud Pública. No todas las sustancias inyectables de "relleno" para la región glútea son perjudiciales, existen materiales como el ácido hialurónico que son seguros", dice la cirujana. Así mismo, asegura que al ser una sustancia no permanente, por lo tanto reversible y que debe ser aplicado cada 1.5 ó 2 años, es segura para el organismo. 

Otra opción recomendable son los lipo-injertos grasos o rellenos con tejido graso, que se presentan como una excelente alternativa para cumplir estas necesidades, desde el punto de vista costo-beneficio: "En estos casos se obtiene grasa del mismo paciente por medio de una liposucción y se inyecta en la región de los glúteos, tanto la liposucción como el lipo-injerto se complementan, mejorando el contorno para la región glútea". También está a favor de la colocación de implantes de silicona para glúteos. Finaliza instando a que, independientemente de que estos procedimientos son seguros, siempre se debe elegir a un cirujano plástico calificado y acreditado. 

La preferencia de los hombres por mujeres con trasero grande tiene orígenes ancestrales, y guarda relación con la curvatura de las espaldas. Así lo establece un estudio realizado por científicos de la Universidad de Bilikent de Turquía, quienes analizaron los gustos de 300 hombres y llegaron a la conclusión de que se ven atraídos por aquellas espaldas que están curvadas a 45 grados de las puntas del trasero. La atracción, de acuerdo al estudio, se debe a que este tipo de anatomía permite que mujeres con una espalda baja con esa curvatura mantengan su movilidad normal a lo largo de su embarazo sin correr el riesgo de lesionarse.

 

Fuente: http://www.diariolibre.com/trend-in/2015/07/05/i1224091_trasero-kardashiana-pinsalo-antes.html

¿Quieres tener el trasero Kardashian? Piénsalo antes...