Síguenos en Facebook

Desde que inició esta edición de la Serie del Caribe, surgieron los comentarios a favor y en contra del nuevo formato. Muchos opinan que hacía falta que implementaran algo que le aportara más emoción a la serie y no que en el cuarto partido se supiera cual sería el ganador.

 

En cambio muchos piensan que es injusto que el equipo más ganador de la serie, pudiera sucumbir en el partido decisivo y que el equipo con peor record pudiera resultar campeón. Efectivamente en esta edición el formato no favoreció a los dominicanos, debido a que los campeones, los Yaquis de Obregón, equipo que representó a México se llevó el triunfo a pesar de terminar con record de 4-3, por debajo del subcampeón, República Dominicana, que terminó con récord de 5-2.

 

Ahora bien, el partido decisivo más emoción y dramatismo no pudo tener, México tenía en la entrada numero 17, números menos favorecedores que los dominicanos, 5 indiscutibles, 2 errores y 3 carreras, Mientras que los dominicanos tenían 15 indiscutibles, 1 error y 3 carreras, con el partido empatado y la adrenalina y la emoción subiendo.

 

También cabe destacar que hasta el último minutos se mantuvo el interés de la fanaticada, debido a que faltando un juego para completar la jornada teníamos un triple empate en la segunda posición, incluso de Venezuela ganar el último partido ante dominicana, tendría que haberse implementado el método de Run average si dos equipos quedaban empates en la segunda posición.

 

Mirándolo desde ese punto de vista, yo opino que me gusta el nuevo formato, porque resulta más interesante, aunque quizá injusto, pero mucho más emocionante y entretenido.

 

Con la ventaja de la casa, los mexicanos conectaron un cuadrangular en la segunda parte de la entrada 17, y posteriormente en la entrada 18 los dominicanos se fueron de 1, 2 y 3, para que México se coronara campeón cerca de las 5:45 de la mañana.

 

Los Leones del Escogido representando a República Dominicana, buscaban su segundo campeonato en Series del Caribe en forma consecutiva, y la 5ta en la historia de la franquicia. Habría sido, además, la corona número 20 para el país, que es el máximo ganador en este tipo de evento.

 

Que lamentablemente este año a República Dominicana no le favoreció, pero hay que tener en cuenta que para otras ediciones de la Serie del Caribe, pudiera ser favorable el hecho de poder decidir en una última oportunidad quien se lleva el triunfo ante una fanaticada enardecida y entretenida hasta el ultimo out.

Los pro y contra del nuevo formato de La Serie del Caribe