Síguenos en Facebook

La satisfacción puede llegar a través de acciones "sencillas" que van más allá del sexo: comer, escuchar música, bailar o, simplemente, leer;  esto se debe a la oxitocina, el centro del placer. El “clímax” que se oculta en todo ser humano.

Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, explica que durante el orgasmo se libera una importante cantidad de oxitocina, logrando mayor placer sexual, además, esta hormona provoca que la relación de pareja sea más  e íntima.

La neurociencia avala el poder de esta “hormona del amor” en otras áreas de tu . Te invitamos a ver el siguiente en el que el Doctor Eduardo Calixto explica detalladamente cómo se logra mayor placer con la producción natural de oxitocina.

Científicos de la Universidad de Bonn en Alemania hicieron una investigación en la que encontraron que los hombres se sienten más atraídos hacia su pareja cuando tienen más niveles de oxitocina, lo cual puede contribuir a reforzar los lazos románticos.

Además, esta hormona también tiene un papel fundamental en el tema de la fidelidad de los hombres. Con grandes cantidades de oxitocina, ellos sienten más apego con su pareja, indican los investigadores alemanes.

Así que la oxitocina no solo es la “hormona del amor” porque crea lazos afectivos románticos y sociales; del placer porque se segrega en hombres y mujeres cuando hay un orgasmo, así como de la fidelidad porque ellos ven más atractiva a su pareja. Esto es lo que llaman la química del amor.

Fuente: Salud180

Compartir
Descubre cuál es tu centro de placer