Síguenos en Facebook

Desde mi punto de vista, esta ha sido la temporada más intensa e irregular de la NBA en mucho tiempo, y digo esto, porque a pesar de ver al actual campeón como lo es Golden State Warriors establecer un nuevo record que hace 20 temporadas los Bulls impusieron y no imaginábamos que dicho record seria superado, existen algunos detalles que no me cuadran.

Golden State que establece un nuevo record en una temporada 73-9, con un Stephen Curry que parece un extraterrestre con números increíbles que lo llevaron a ser electo el MVP de manera unánime y estar dirigidos por Steve Kerr que fue parte de este record como jugador con Los Bulls y ahora como entrenador con Golden State y por si fuera poco  electo el coach de este temporada, el equipo con más triples en un juego de postemporada en la historia con 21, por mencionar algunas de las cosas que esta temporada Los Warrios nos pusieron a disfrutar.

Entonces lo lógico luego de tantos records y una mejestuosa temporada, es que los Warriors repitieran la corona, lo propio que hicieron los Bulls del 1992. Ahora bien, yo me preguntaba por la presión que tenía el equipo de superar dicha marca, que tan caro les saldría? Nunca me han gustado las comparaciones, pero en algún momento me surgió la duda de si los Warriors podrían superar dicha marca, y de hacerlo a qué precio?

Mis sospechas no se hicieron esperar, Curry lesionado, agotado al extremo y se perdió unos partidos de postemporada por la lesión sufrida en el primer partido de los playoffs. A pesar de que el equipo liderado por Klay Thompson se las ingeniaron para lucir bien sin él, pero obvio que el panorama de clasificar incluso de repetir el campeonato sin Curry se reducía a 60%, lo que obligo a Steve Kerr a adelantar el regreso de la estrella del equipo. 

Inician la final de conferencia con un inspirado equipo de Oklahoma City Thunder que para mi sorpresa eliminó a Los Spurs que eran favoritos en esa serie, y oh sorpresa, Oklahoma les gana el primer partido a Los Warriors en su casa, por suerte los números que no se equivocan, nos indicaban que Los Warriors no habían perdido en casa dos partidos consecutivos, vino el despertar de Curry en el segundo partido, donde de manera abusiva empataron la serie en casa con una magistral labor de 28 puntos de Curry, donde cabe destacar que anoto 15 puntos en 1 minuto y 58 segundos y vencieron por amplio margen al Thunder que luego del medio tiempo no les salió bien la técnica defensiva y ya sabemos el resto.

Al regresar a la casa de Oklahoma estos vuelven a dominar la serie llevándose una victoria por un amplio margen nueva vez, La derrota por 28 puntos de los Warriors es la 2da más amplia esta temporada (perdieron en Portland por 32 puntos en febrero), y durante estos playoffs hemos presenciado algunos partidos con ventajas muy amplias.

Lo que nos preocupa  mirando el panorama y un equipo de Oklahoma que esta más que inspirado y ha podido defender muy bien a los Warriors, es que estos luego de tan impresionantes números se queden sin avanzar a la final.

Por otro lado que decir de unos Raptors que logran igualar la serie ante un equipo de Cleveland Cavaliers que tenia record de 10-0 en postemporada, barriendo sus dos series anteriores, y se perfila como el equipo más fuerte en la conferencia del Este. La verdad es que hay muchas sorpresas en estos playoffs, la mayoría quiere ver una final Cleveland- Golden State, pero estamos disfrutando series que por el momento han cambiado el panorama y nos hace suponer que cosas inesperadas podrían suceder.

Finalmente se quedara fuera Golden State o podrán salir a flote y avanzar a las serie final? Más adelante sabremos el desenlace de estos inesperados playoffs en el mejor baloncesto del mundo, que nos tienen en suspenso.

Otros Artículos Relacionados:
La grandeza de LeBron James
La grandeza de LeBron James
Si bien es cierto que muchos no esperaban que Cleveland Cavaliers estuviera en la final, nadie ima...
Compartir
Los inusuales Playoffs 2016 de la NBA