Síguenos en Facebook

Parece que ya es imposible evitar que la tasa de divorcios sea cada vez más alta: según el INEGI (Instituto Nacional de Estadísticas y Geografías), tan solo en México se registran 20 divorcios por cada 100 matrimonios.

Sin embargo, qué hace que cada vez más personas decidan tomar la decisión de terminar con quien creían era el “amor de su vida”. ¡Toma nota!

1. Están juntos, pero se sienten solos

Estar juntos es mucho más que compartir la misma casa: es estar conectados de distintas formas. Si ambos están en la misma habitación, pero uno de los dos está clavado en el celular y el otro hipnotizado por la televisión, puede empezar a gestarse un sentimiento de soledad. La solución, si aún te interesa salvar la relación, es tener contacto visual mientras hablan y escuchar con interés genuino lo que la otra persona tiene que decir, además de salir juntos de vez en cuando (aunque sea a caminar por la colonia, tomados de la mano).

2. No pelean nunca

Está bien no discutir; lo malo es cuando a ambos les importa tan poco que ya no discuten. Las parejas que nunca discuten tienden a separarse cada vez más hasta que pierden el interés. La ventaja de esa falta de comunicación es que las separaciones son más amigables.

3. Dejan que sus papás se metan

Los suegros pueden opinar todo lo que quieran y, casi siempre, lo hacen con buena intención. Sin embargo, tu pareja debería poner tus sentimientos en primer lugar. ¡Son un equipo!

4. Son muy diferentes

Ya sabes lo que dicen: los opuestos se atraen. La verdad es que es uno de los mitos del amor romántico y, en las relaciones de pareja, no hay nada más falso. Si uno de ustedes es muy extrovertido y el otro necesita tiempo para recargarse después de eventos sociales, eso puede ser un problema. ¡Pero tiene solución! La cosa es entenderse y dejar que el otro lidie a su manera.

5. Tienen un montón de resentimientos

Si, hace cinco años, uno de los dos hizo algo que lastimó mucho al otro, puede que el problema surja en cada discusión; aunque ya lo hayan hablado y jurado que estaba resuelto. Aferrarse a los errores del pasado impide que la pareja avance y no terminará hasta que la persona lastimada perdone de verdad (cosa que, en realidad, no está obligada a hacer). La terapia de pareja ayuda en estos casos.

Fuente: Bienestar180

Otros Artículos Relacionados:
Niños y adolescentes en EEUU están embobados por la TV
Niños y adolescentes en EEUU están embobados por la TV
Las vacaciones de verano deberían ser sinónimo de actividades recreativas y deportes al aire lib...
OPINIÓN: ¿Cómo empezar a hablar de sexo con nuestros hijo...
OPINIÓN: ¿Cómo empezar a hablar de sexo con nuestros hijo...
Como la mayoría de los adolescentes, cuando crecía, tenía muchas preguntas acerca del sexo, pero ...
En qué mienten más los hombres a su pareja
En qué mienten más los hombres a su pareja
Los autores, Allan Pease y Barbara Pease, autores de «¿Somos compatibles? El libro de las pregun...
En España se rompe un matrimonio cada cuatro minutos
En España se rompe un matrimonio cada cuatro minutos
EL NÚMERO DE RUPTURAS EN ESPAÑA ALCANZÓ LAS 127.362 EL AÑO PASADO, LO QUE SE TRADUCE EN 349 RUPT...
Compartir
Estas son las razones por las que la gente se divorcia