Síguenos en Facebook

Seguro que alguna vez no has podido esperar y has estrenado alguna prenda recién comprada antes de meterla en la lavadora. ¿Sabías que esto pone en riesgo tu salud?

Aunque ponerse el nuevo vestuario lo más rápidamente posible puede resultar muy tentador, si tienes un poco de paciencia y esperas a lavarlo primero estarás actuando en favor de tu salud. La ropa es manipulada por las personas encargadas de su elaboración, por quienes la envasan y transportan, por el dependiente que las coloca en la tienda y por los cientos de manos que la tocan, recogen del suelo (previo pisotón en los peores casos) y se la llevan al probador o incluso a casa. La ropa acumula infinidad de suciedad y bacterias desde que es producida hasta que llega a nuestro armario. Por eso, es recomendable que pase por la lavadora antes de ser usada. 

Según los expertos los gérmenes pueden vivir en la ropa desde semanas hasta meses incluso. Una persona que ha estado enferma de gastroenteritis, por ejemplo, pero ya se siente lo suficientemente recuperada como para ir de compras, aún puede albergar en su cuerpo los estafilococos Sarm (microbio resistente a distintos antibióticos) o norovirus (responsable de brotes de gastroenteritis por intoxicación alimentaria) que pueden instalarse en las prendas y contagiar a otras personas. 

Pero no sólo las bacterias campan a sus anchas en las prendas que se adquieren. También es importante lavar la ropa para eliminar los productos químicos utilizados en el proceso de fabricación textil. El algodón se pulveriza con pesticidas en el campo y se suele mezclar a posteriori con fibras sintéticas como el nylon, el poliéster o el spandex, que por sí solos necesitan productos químicos para su fabricación. Una vez que las prendas están acabadas se pueden pulverizar con fungicidas para evitar el crecimiento de hongos durante el transporte o colorear con tintes químicos. Todos estos productos pueden causar dermatitis o vulvitis en el caso de la ropa interior, entre otras enfermedades.

Si no se lavan las prendas antes de usarlas por primera vez después de comprarlas, según los dermatólogos las personas exponen su piel a alergias y, en casos extremos, incluso a quemaduras, debido al contacto directo con estos residuos químicos. Puede que no lo sepas, pero muchas personas sufren algún tipo de reacción alérgica, aunque en la mayoría de ellas pase desapercibida. En aquellas personas que son especialmente propensas a las alergias o que tienen la piel sensible, lavar la ropa se vuelve especialmente importante, ya que pueden sufrir enrojecimiento, picazón e incluso heridas.

Otras razones

Los hongos también son un peligro que podemos evitar lavando las prendas antes de usarlas. Éstos pueden estar presentes de forma invisible, debido a que a veces las fábricas de tela no están en las mejores condiciones de ventilación o pueden tener altos niveles de humedad, condiciones óptimas para la aparición de hongos y moho.

Pero además de estas dos razones, que pueden ser más desconocidas, existe otra mucho más sencilla y que no tiene que ver con residuos químicos ni procesos de elaboración. Y es que, cuando adquirimos una camiseta en una tienda, ésta ha pasado por numerosas personas, que se la han probado varias veces antes de que la compráramos.

Fuente: http://www.elcaribe.com.do/2016/08/04/-necesario-lavar-ropa-nueva-antes-ponertela#sthash.Fs5UyaME.dpuf

Compartir
¿Es necesario lavar la ropa nueva antes de ponértela?