Síguenos en Facebook

Poco se habla del tema, pero vamos a sacudirnos el tabú por unos minutos. La vagina, además de ser parte del aparato sexual de las mujeres, es nuestra conexión con la naturaleza femenina, con nuestra intimidad y con nuestro placer. Y sin embargo, hablar de ella y de sus cuidados sigue causando cierto pudor.

Más allá del recato y la timidez, abordemos un tema importante para nuestra salud: la flacidez vaginal. Al igual que el resto de los músculos del cuerpo, la vagina necesita cuidados y mantenerse en actividad para mantenerse en forma. Si nos preocupamos por cómo lucen nuestros brazos, nuestras piernas, nuestro abdomen, nuestros glúteos y otras partes del cuerpo, ¿por qué no ponerle atención a la vagina?

A continuación te brindamos 5 tips para evitar la flacidez vaginal recomendados por el sitio web de la doctora Angela:

Incluye en tu rutina diaria, ejercicios de Kegel. No hay manera de que no tengas tiempo de hacer estos ejercicios: mientras estás leyendo esto, podrías practicarlos. Se trata de movimientos sencillos que activan los músculos internos y externos de tu vagina para fortalecer el suelo pélvico y tus genitales. Si no sabes cómo hacerlos, en este enlace encontrarás todos los detalles:

Evita cargar grandes pesos. Cargar mucho peso de manera repetitiva en el trabajo o en cualquier otra actividad, incrementa la presión intra-abdominal, lo cual empuja los músculos de tu vagina hacia afuera y favorece la laxitud.

Ten sexo. La irrigación sanguínea que ocurre en todo el cuerpo con la actividad sexual favorece la elasticidad y el tono de todos los músculos, pero especialmente de los músculos de tu vagina. Un tip que puede resultar muy saludable para tu vagina y además, placentero, es realizar los ejercicios de Kegel durante la penetración. Inténtalo y verás.

Mantén un peso saludable. Gran parte del peso del cuerpo está sostenido adivina por qué… por el suelo pélvico, y el suelo pélvico implica también a la vagina. Tener un peso saludable aligera la carga de esta parte del cuerpo y evita también la flacidez de tus músculos vaginales.

Nada de duchas vaginales. Los productos que parecen muy sofisticados para evitar el olor de tu vagina o para mantenerla limpia, generalmente sólo producen irritación o reacciones alérgicas.Para mantener la higiene de tu vagina, nada como agua y jabón en la parte externa. Si percibes algún aroma, alguna secreción o algo extraño en tu vagina, lo mejor es consultar a tu ginecólogo antes de aplicar cualquier producto.

 

Fuente: http://www.eldiariony.com/2016/08/22/flacidez-vaginal-tips-evitarla/

Compartir
Flacidez vaginal: 5 tips para evitarla