Síguenos en Facebook

Algunos de sus compañeros ya se unieron a la aventura. Harto del tráfico que debía soportar para llegar a su trabajo, el alemán Benjamin David tomó una decisión determinante: nadar dos kilómetros diarios.

Una mañana tomó su computadora y sus zapatos y los guardó en una bolsa impermeable. Así se fue a la oficina, pero para llegar tenía que atravesar un río en Múnich.

El primer día todo salió bien, así que continuó con esta rutina, siempre cuidando la temperatura y la corriente que tendré el agua cada día.

"Aunque mis compañeros se ríen cuando me ven pidiendo un cappuccino en el bar vestido con mi traje de baño, algunos ya me han acompañado para saber cómo es la experiencia".

Fuente: sdpnoticias

Otros Artículos Relacionados:
Subastan la virginidad de una muñeca "más humana&quot...
Subastan la virginidad de una muñeca "más humana"...
Una empresa subastará la virginidad de Valentina, una muñeca de nueva generación que se asemeja m...
Pareja tiene sexo en la calle a plena luz del día
Pareja tiene sexo en la calle a plena luz del día
Una pareja en Bielorrusia fue atrapada teniendo relaciones sexuales a plena luz del día y en una ...
¿Los prefieres mayorcitos?
¿Los prefieres mayorcitos?
La gerontofilia es la atracción de algunas personas hacia los adultos de la tercera edad. Quiene...
Vidente alemán predice el futuro leyendo el trasero
Vidente alemán predice el futuro leyendo el trasero
Un hombre de la aldea de Meldorf, al noreste de Hamburgo, en Alemania, ha comenzado a ganar popula...
Compartir
Insólito! Este hombre nada 2 kilómetros diarios para llegar a su trabajo