Síguenos en Facebook

El caso de una adolescente de 17 años que abandonó y dejó morir de hambre a su bebé generó conmoción en Rusia. La joven madre Viktoria Kuznetsova quedó detenida y podría pasar hasta diez años en prisión.

Según el diario The Sun, Kuznetsova dejó a su hijo de nueve meses, Egor, en su casa de Rostov, en su carrito y abrigado. Su marido había partido días antes al servicio militar.

Tras abandonarlo se fue con sus amigas y se hospedó en una residencia universitaria. A ellas les dijo que su hijo estaba con una tía. Durante esos días siguió publicando en sus redes sociales, como cualquier adolescente: “De fiesta con Nastya”, “Me teñí el pelo de negro”. O reflexiones como la siguiente: “Discutimos, guardamos rencor y nos enfadamos con quienes sinceramente amamos y tenemos miedo de perder”.

Los vecinos fueron quienes dieron aviso a la policía cuando no vieron movimientos en la casa durante una semana. Pero cuando los agentes llegaron era tarde: encontraron el cadáver del bebé, con signos de desnutrición y agotamiento.

Kuznetsova (pictured) said her little boy was staying with an aunt
Viktoria Kuznetsova les dijo a sus amigas que su bebé estaba al cuidado de una tía.

Apenas dio a luz la joven había intentado dar su bebé en adopción. Lo dejó en un orfanato. Pero hace dos meses volvió a vivir con ella.

Police found the youngster (pictured) dead a week after she left to see friends
La bebé murió por desnutrición y agotamiento.

Fuente: http://tn.com.ar

Dejó morir de hambre a su bebé mientras estaba de fiesta con amigas