La propagación de contaminantes generados por los residuos sólidos no solo afecta los ríos Ozama e Isabela, también es una amenaza para la flora y la fauna marina y terrestre.

El cúmulo de basura es solo un indicador de la presencia de metales pesados producto de la descomposición de partículas finas, lo cual limita la entrada de oxígeno y afecta la vida marina y del entorno.

La viceministra de Recursos Costeros y Marinos del Ministerio de Medio Ambiente, Idalia Acevedo, precisó que los sedimentos de la basura en las costas y el océano afectan la flora y la fauna marina y terrestre, además influyen en problemas derivados de su ingesta.

“Estas basuras, en su mayoría plásticos, flotan en las costas, transformando los sistemas marinos y costeros en sumideros de de este material”, se lamentó.

Más que lo visual

La basura de mayor densidad se acumula en el fondo del océano y limita el desplazamiento de especies como ballenas, tortugas marinas y otros. “Esos organismos marinos y terrestres llegan a ingerir plástico, al confundirlo con alimentos, y en muchas ocasiones terminan muertos”, dijo Acevedo a EL DÍA.

De su lado el biólogo marino Osmar Reynoso explicó que los microplástico provocan la muerte de las especies marinas al obstruirles el aparato respiratorio y el sistema digestivo. Senaló que hasta los humanos pueden consumir peces contaminados.

La descomposición de los componentes químicos de los desechos y la generación de partículas finas afectan los corales y todo el entorno de la vida marina, indicó el ambientalista Luis Carvajal.

De su lado Iván Gómez, presidente de la fundación Desde el M edio, señaló que el cúmulo de basura en las costas y afluentes produce interferencias estéticas, que pueden causar daños económicos y sociales por interacciones con la pesca y las actividades turísticas.

Unificación

Los expertos coinciden en que las entidades gubernamentales y fundaciones ambientales deben unificar esfuerzos y atacar el problema de raíz, ya que las acciones individuales provocan efectos similares.

Los expertos Idalia Acevedo, Luis Carvajal, Iván Gómez y Osmar Reynoso instan a mejorar la gestión de recogida de desechos con la integración de las familias y a la vez advirtieron que los operativos de limpieza no mitigan el problema.

— Degradación
Del plástico se toma de 50 a 1000 años según el material elaborado, indicó Idalia Acevedo, viceministra de Recursos Costeros y Marinos de Medio Ambiente.

— Microplásticos
Son diminutas partículas de plástico que se encuentran en el mar y las aguas costeras y contienen sustancias químicas nocivas.

— Biota
Es un conjunto de plantas y animales que ocupan un área.

Fuente: http://eldia.com.do/sumideros-de-plasticos-afectan-organismos-marinos-y-terrestres/