Síguenos en Facebook

“Mientras más conozco a las personas, mas amo a mi perro” Una frase que tiene varios significados trascendentes depende cómo usted lo interprete y como se sienta.

La actual sociedad ha ido manifestando de forma perceptible su degradación de valores en las personas. Hoy la mayoría de personas llevan un signo de peso ($) en sus ojos y en su subconsciente, dando resultado a que todo lo que hacen es por conveniencia propia. Claro, todo el mundo trabaja para su sustento y obviamente eso es con dinero. Pero, ya hoy nadie hace un favor sin esperar algo a cambio.

Soy de las personas que piensa que todo en la vida no es dinero. Hay cosas más importantes que valen más que el dinero.

“Los valores morales se pierden sepultados por los económicos” 

―José Luis López Aranguren

La plaga de aura negativa que personas materiales te atraen solo se pueden eludir alejándote de ese tipo de personas lo más rápido posible. Lo difícil es identificarlas a tiempo y reaccionar de forma astuta. Por esto hoy día existe tanta desconfianza en el prójimo y se complica más y más poder creer en las personas. Uno ya ni sabe en quien creer. Todo por las personas que viven sus vidas pensando a quien van a “tumbar” en el día de hoy.

Para no decepcionarse de la vida hay que vivir en paz con Dios y uno mismo. La vida es todo desilusión y engaño, por eso cada día hay que valorar más a tu familia y aquellos que te quieren. Debemos ser felices con lo que tenemos y ayudar al que necesita.

Debemos recordar que es más fácil herir una persona que hacerla sentir bien por eso la frase con la que empecé estas líneas nos hace reflexionar en la deslealtad social que irá ascendiendo con el paso de los años por causa del dinero y la vanidad.

Vamos a tratar de rescatar esos valores perdidos que hace unos 20 años aun existían.

[ Relacionado: El enriquecimiento rápido resulta más peligroso que la pobreza ]

 

Compartir
Que decepcionante son las personas que piensan que el dinero es todo en la vida